BULMY es un nuevo concepto en el que el espacio se aprovecha hasta sus límites más desconocidos.

  En apenas tres metros cuadrados nos permite ubicar cómodamente una mesa de estudio amplia, resguardada y cómoda. En sólo tres segundos la podemos ocultar, sin tener que recoger nada de su superficie y disponer de una cama consistente y ya preparada para un merecido descanso.